Desde o Algarve

No sé realmente si este post saldrá a la luz ya que intento actualizar desde el móvil mediante el correo electrónico.

Pero mientras mis compañeros de expedición duermen, tras la dura jornada de ayer, me gustaría dejar alguna reflexión sobre lo que están siendo estos días en tierras lusas.

Días de sol, comida, arena y fiestas que quedarán en el recuerdo como el sol del calor de unos amigos bronceando el corazón, de forma perenne; la comida compartida con una sonrisa, que alimenta el alma; la arena de playa que quedará en los bolsillos, como recuerdo de unos días inolvidables y la fiesta de un corazón contento como banda sonora de un viaje.

Siempre faltarán personas que nos hubieran gustado que estuvieran, pero nunca sobrará ninguno.

Algunos de estos amigos han llegado a mi vida hace poco tiempo, otro lleva, se puede decir, media vida, pero unos y otro han demostrado tener una palabra de ánimo y un abrazo cuando se necesitan.

Muchas gracias.

Enviado desde mi dispositivo BlackBerry® de Orange.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *