Un año

Llegaste aquí hace un año. Te asomaste tímida y no te atreviste a hablar. Durante dos días permaneciste atenta, pero era necesario tu empujón para que continuara. Así ha sido durante un año, siempre en la sombra, a veces distante pero siempre ahí. Para darme ese pequeño empujón cuando lo necesito.

Hoy hace un año que te asomaste, que pretendiendo ser una mujer innombrable me descubriste Paraíso.

Poco a poco fuimos inventándonos nuestro Paraíso, hoy seguimos diseñándolo, seguimos buscándolo, embarcados en el viaje que iniciamos hace un año (menos dos días)

Muchas gracias por estar ahí y felicidades.

2 pensamientos en “Un año”

  1. No tener un nombre ni un lugar al que pertenecer con alguien pueden darnos libertad para escribir en una habitación propia, como a la que aspiró Virginia Woolf.
    Yo, sin embargo, he aprendido a dejarme llamar por mi nombre y a no estar sola en una cuarto con vistas sino en una caverna compartida. Muchas gracias por haberme vuelto a descubrir el lugar de la palabra y la amistad. Um beijo.

    Gema

  2. De nada, son tus palabras las que alentaron a continuar una historia que empezó en Paraíso, continuó en Lisboa y… le quedan muchos capítulos por escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *