Previsión meteorológica

Hoy el sol no ha salido en tu espalda, ni se puso anoche la luna en tus ojos.

No he visto las nubes de miel, que buscaba en tu mirada, ni han llovido mis caricias en el valle de tus pechos.

No he escuchado el rumor de tu voz, en la caracola de tus labios, ni he sentido el calor de tus manos, recorriendo mi cuerpo.

Hoy ha arreciado la lluvia solo sobre mis hombros, y no he podido resguardarme al paraguas de tu pelo.

Hoy no ha soplado la brisa de tu respiración en mi boca, ni he bañado mi corazón en el lago de tu sexo.

No he sentido el vapor de la humedad de tus besos ni me he perdido en la niebla de dormirme entre tus senos.

Espero que pronto cambie el tiempo.

Un pensamiento en “Previsión meteorológica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *