Alejándome

Cuando ayer te sentí más cerca que nunca, hoy de nuevo el asfalto vuelve a separarnos. Cientos de kilómetros de este laberinto gris que nos distancia, para buscarte en una nueva ciudad, en un nuevo mundo, que me gustaría visitar contigo.


Buscaré tu mano para aferrarla al pasear por la Rambla, y tu olor en los aromas de chocolate del barrio gótico. Buscaré el tono de tus labios en el mosaico multicolor de la boquería, y la suavidad de tu cabello en la arena de la barceloneta. Buscaré tus ojos en el horizonte de la Icaria y tu aroma a hierba recién cortada en los paseos del parque Güell.

Buscare tu risa en el Tibidabo y tu expresión de asombro, esos ojos tan abiertos que me enamoran, en la Sagrada Familia.

Bailaré contigo en la plaza de Sant Jaume y te abrazaré con fuerza bajo el siniestro árbol del bosc des fades.

Te llenaré de besos en el Passeig de Gracia y escucharé tu voz en el Liceu.

Nos haremos fotos junto a la Pedrera y te hablaré al oído en Sant Miquel del Fai.

Preguntaré a Colón como encontrarte y seguiré el camino para volver a ti.

2 pensamientos en “Alejándome”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *