Tu olor

Ayer tu olor se quedó en mi casa. Durante minutos aspiré fuertemente para sentirte dentro, y te fui soltando poco a poco, sintiendo que en cada exhalación te iba perdiendo lentamente. Cuando volví había desaparecido, pero allí, sentado en el sofá, quedaba tu recuerdo, lo arropé con una manta y me acurruqué a su lado.

Esta mañana me he despertado solo. Tu recuerdo había salido a trabajar temprano, pero había quedado ese aroma impregnado en la manta. Espero que vuelvas a recogerlo, o a renovarlo.

2 pensamientos en “Tu olor”

  1. La ternura habita en tus palabras. cUÁNTA BELLEZA JUNTA!!
    Estoy feliz de haber llegado hasta aqui. Un regalo anticipado de Navidad. Seguramente.
    te dejo un mimo al alma, pero volverás a tenerlos.
    mi cariño

  2. Ya te has comido el jamón?….no si ya verás cuando vuelva, no quedará ni el olor!! jajajaja

    BESOS CUKY!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *