Silencios


Han roto las olas del mar
en tus labios caracola y sólo escucho silencios.

Han renunciado a tañer su lira
los ángeles de tu voz, y sólo escucho silencios.

Ha expirado el ánima de tu suspiro
que ululaba en mi ventana, y sólo escucho silencios.

Ha amainado la montaraz brisa de tu susurro
que armonizaba mis sueños, y sólo escucho silencios.

Ha cesado tu canción y tu silencio me abruma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *