Las cosas que no hice

Quise parar el tiempo un centímetro. Ese que nos separa una vida. Congelarlo, dejarlo ingrávido, suspendido bajo tu mirada. Apagar el candor de mis labios con el frescor de los tuyos y vestir tu cuerpo con el jirón de piel que me arrancas en cada despedida, dejándome aterido, desnudo.

Intenté respirarte, y en la primera bocanada espiré mi última exalación, procurando que no llegara a mis pulmones el ánima letal de tus suspiros.

Quise besarte, abrazarte, sentirte, amarte…. pero me dio miedo y sólo me queda soñarte.

3 pensamientos en “Las cosas que no hice”

  1. Me encanta esta entrada, pero la vida sigue…Quizas en otro momento consigas esa necesidad de sentir a esa persona cerca, los sueños muchas veces se hacen realidad, sino te hundes y sigues deseando sin perder las esperanzas… Nunca te canses de esperar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *